#CómoSalimosDeEsta

¿Las olimpiadas serán buen negocio para el Reino Unido?

Publicado: 2012-07-27

Un empuje económico de las olimpiadas sería objeto de celebración para el Reino Unido. Los últimos datos oficiales indican que el Producto Bruto Interno (PBI) se contrajo un 0,7% en el segundo trimestre, respecto de los tres meses anteriores. Así, la recesión se agudiza con la mayor caída de la actividad del país en más de tres años. Pero la esperanza de que el evento deportivo pueda atenuar los efectos de la crisis se ve ofuscada por juegos anteriores. Por lo general, se suelen minimizar los costos y sobreestimar ganancias, y hasta los estudios especializados no se ponen de acuerdo sobre el impacto real en la economía.

Los gastos ejecutados en Londres 2012 alcanzaron los US$15,000 millones, equivalente al 0,7% del PBI, según Saxo Bank. Pero como los gastos se efectuaron en un periodo de cinco años, “el efecto en la economía británica será mínimo”. Incluso los organizadores de los Juegos Olímpicos solicitaron al parlamento inglés un incremento de recursos por US$2,500 millones.

“El primer presupuesto era demasiado optimista en los precios que el gobierno debería pagar a los contratistas de los estadios y el pago de seguridad. Pero el aumento en este presupuesto no generó gran impulso en la economía”, dice Samuel Tombs, economista de la consultora Capital Economics, en una entrevista con Infobae América. Para Kevin Daly, del banco de negocios Goldman Sachs, es probable que los juegos produzcan un efecto positivo en la economía del Reino Unido en el corto plazo. Se estima que los gastos impulsarán el PBI del tercer trimestre entre 0.3 y 0.4%, en comparación con el mismo período del 2011.

“Los beneficios a largo plazo son menos tangibles, como la promoción turística del país y el potencial que genera la locación para las inversiones”, agrega Daly. Sin embargo, señala que es muy pronto para saber si los Juegos Olímpicos de Londres generarán o no beneficios.

Desde Capital Economics dudan de que el lema olímpico “faster, higher, stronger” -más rápido, más alto, más fuerte- se aplique al impacto económico de los Juegos. “Nuestro mejor pronóstico es que las olimpiadass aportarán un 0.1 % al PBI del 2012″, sostiene la consultora desde el informe Could the Olympic flame reignite the recovery? Con una visión más pesimista, el informe del economista Tombs apunta que el único estímulo positivo se dará en el consumo. Hoteles, restaurantes, cadenas de comida e indumentaria serán los más beneficiados, mientras que “las organizaciones culturales y de recreación sufrirán pérdidas”.

Sverrir Sverrisson, analista junior de Saxo Bank, considera que Londres “ya está establecido como destino turístico”, por lo que no se prevé un gran crecimiento en el sector en los próximos años. El economista además señala que los negocios más afectados por el evento serán los shoppings, los supermercados y marcas del sector retail.

A nivel ciudad, la Agencia de Desarrollo de Londres estima que se crearán 10,000 empleos permanentes en el Parque Olímpico. Según los cálculos de Capital Economics, 50,000 puestos equivalen al 0.2% del empleo total. “Si estos trabajadores ganan el salario anual promedio de 26,200 libras (US$40,550), el PBI crecerá menos del 0.1% este año”. En cambio, un estudio elaborado por Visa -uno de los sponsors del certamen- se arriesga y mira hacia el futuro. Para la empresa de tarjetas de crédito, los Juegos Olímpicos y Paralímpicos dejarán un legado económico de unos 533,000 millones de libras para 2015, aproximadamente US$833,000 millones.

¿Y las anteriores olimpiadas?

Si bien se apuesta al sector de la construcción como uno de los pilares económicos de los juegos, una vez que termina el evento pueden convertirse en una mala inversión por el poco uso de estadios y otras locaciones. Por ejemplo, China invirtió US$40,000 millones, durante cuatro años, para Pekín 2008. Esto quiere decir que gastó un 0.3% de su PBI cada año. Unos US$2,000 millones del total de los gastos se destinaron a la construcción de estadios y facilidades. Hoy comienzan las olimpiadas 2012 y los analistas todavía no se ponen de acuerdo sobre los efectos que generó esa megainversión.

Tombs duda que los estadios construidos en Londres se vuelvan obsoletos. “Sin embargo, es cuestionable si fue la mejor uso del presupuesto limitado del gobierno para inversión. Seguramente hay otros proyectos que podrían haber generado mayor impacto en la economía”, asegura.

Los US$15,000 millones que se gastaron en Atenas 2004 representaban un 7% del producto bruto de Grecia. Si bien la ciudad invirtió en infraestructura, los efectos sobre una población de cuatro millones de personas no fueron tan grandes como en el caso de Beijing, con una población de 17 millones.

Uno de los ejemplos más ilustrativos es el de Montreal, en 1976. La ciudad canadiense tardó unos 30 años en pagar los US$6,000 millones -dólares de hoy- que gastaron más de la cuenta. Los números rojos también aparecen en Los Angeles 84 y Atlanta 96. Se cree que Sidney 2000 fue una de las pocas olimpiadas rentables.

(Con información de Infobae.com)


Escrito por

ALBERTO ÑIQUEN G.

Editor en La Mula. Antropólogo, periodista, melómano, viajero, culturoso, lector, curioso ... @tinkueditores


Publicado en

Economía mulera

Otro sitio más de Lamula.pe